Comparte si te gustaShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0

Aprovechando el buen tiempo y que estamos en la entrada de la primavera, vamos a preparar una deliciosa tarta de queso con pomelo que se pueda refrigerar y tomarla en compañía.

Tarta de queso con pomelo y dulce de membrillo

Para comenzar con esta receta, tendremos en cuenta que el molde que vamos a utilizar será de 20 cm, es por ello que la cantidad de los ingredientes y el resultado final se adaptará a ello.

Ingredientes

  • 400 g de queso crema de untar
  • 150 g de yogur griego
  • 2 huevos, 60 g de azúcar
  • 50g de maizena
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 pomelo
  • 200 g de dulce de membrillo
  • 1-2 cucharadas de agua

Preparación (45 minutos más el enfriado)

  1. Precalentamos el horno a 180º C y engrasamos el molde de 20 cm de diámetro, que vamos a utilizar para elaborar esta deliciosa tarta de queso con pomelo, es preferible que el fondo de éste sea desmontable.
  2. Colocamos el azúcar en un recipiente, cualquiera que tengamos por casa, y le añadimos la ralladura del pomelo por encima, previamente bien lavado. A continuación con los dedos estrujamos bien el pomelo para liberar los aromas del mismo.
  3. Añadimos en el recipiente anterior los huevos y los batimos con las varillas a una velocidad baja hasta que el azúcar se disuelva en su mayoría; por consiguiente incorporamos el queso de untar, el yogurt griego, la vainilla y la sal en el recipiente para batirlos hasta conseguir formar una crema homogénea.
  4. Tamizamos por encima la maicena y batirla suavemente hasta incorporarla con los demás ingredientes anteriormente mencionados.tarta de queso con pomelo
  5. Una vez conseguida la crema homogénea, la vertemos en el molde preparado, igualando la superficie del mismo para evitar que salgan burbujas.tarta de queso con pomelo
  6. Horneamos sobre una rejilla durante unos 30 minutos, bajando la temperatura del horno a 170ºC una vez han pasado diez minutos, es decir, desde que introducimos el molde con la masa homogénea en el horno. Es importante a mitad de la cocción que lo giremos para que se dore por las dos partes por igual.
  7. Una vez fuera del horno, antes de desmontarlo, debemos dejarlo que se enfríe por completo; para aprovechar el tiempo podemos preparar la cobertura de membrillo.
    1. Troceamos el dulce y lo colocamos en un cazo junto con dos cucharadas de zumo de pomelo.tarta de queso con pomelo
    2. Lo calentamos y lo cocemos a su vez , machacándolo con la cuchara, hasta conseguir una crema espesa, en caso de quererlo más líquido podemos añadirle un poco de agua.

tarta de queso con pomelo

Degustación

Esta tarta de queso con pomelo y dulce de membrillo se sirve fría una vez que ha reposado durante varias horas.

Recomendamos que antes de servirla hay que sacarla un  poco antes del frigorífico para que se pueda degustar todo el sabor de la misma. Si os gusta mucho el sabor cítrico y amargo del pomelo podéis añadir más ralladura fresca por encima antes de servir.

tarta de queso con pomelo y dulce de membrillo

Te recordamos que en nuestra página web de Comprar Pomelos, puedes adquirir los pomelos anteriormente mencionados en la receta.

Comprarpomelos

Comparte si te gustaShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post Navigation