¡Muy buenas a todos! os traemos un nuevo uso para las naranjas amargas muy curioso y práctico, vamos a explicar cómo fabricar jabón de naranja en casa. Veréis lo fácil que es y lo bien que le sienta a vuestras manos.

Los jabones naturales son ideales para las pieles más sensibles porque no contienen productos químicos agresivos para la piel, a diferencia de los jabones que compramos ya fabricados, que en su mayoría contienen detergentes y una amplia gama de sustancias químicas que, a la larga, dañan y resecan nuestra piel.

jabón de naranja

Además, una de las grandes ventajas de los jabones naturales es que, al controlar nosotros mismo los ingredientes, podemos estar seguros de que no contengan alergénicos que puedan perjudicarnos. Para ello hay que contar con productos de primera calidad como son las naranjas amargas que por sus propiedades energizantes y estimulantes le devuelve la luminosidad a la piel. Así, podremos fabricar un jabón de forma natural económica y sencilla.

jabón de naranja

¿Cómo fabricar jabón de naranja?

Ingredientes:

  • 400 gr de glicerina neutra en pastilla (hemos de ir con cuidado con ella).
  • 20 gotas de aceite esencial de naranja amarga.
  • La ralladura de media naranja.
  • 1 cucharada sopera de miel.
  • 1 cuchara de aceite de oliva (tamaño postre).
  • 1 cuchara de aceite de almendras dulces (tamaño postre).

Preparación:

  1. Preparamos los moldes que vayamos a usar, los de silicona son preferibles a la hora de desmoldar, y se recomienda usar un poco ( muy poco a poder ser) de aceite corporal de bebés para engrasarlos. Una vez los tenemos listos ponemos la corteza de naranja dentro, puede estar cortada en trozos muy pequeños o en final tiras.
  2. En un cazo vertemos la glicerina y la derretimos con cuidado, a fuego lento. Una vez la tenemos derretida la apartamos y vamos vertiendo con cuidado el aceite esencial de naranja amarga la miel y los aceites (estos son opcionales), y los removemos muy bien.
  3. Una vez tenemos la mezcla hecha (cuidado con que no se enfrié) la vamos vertiendo en los moldes y la dejamos enfriar. Una vez frías, las desmoldamos y ya estarán listas para usar. Para terminar os recomendamos que las pastillas que no vayáis a usar en breve las guardéis envueltas el fil transparente para que se conserven mejor.

jabón de naranja

Esperemos que os haya gustado está sencilla y práctica forma de usar las naranjas amargas para fabricar jabón. Una forma genial de cuidar nuestras manos. No dudéis en comentarnos cualquier cosa que queráis o preguntarnos. ¡Hasta la próxima!

Comprarpomelos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation