El pomelo es una fruta jugosa, de piel fina y lisa, que cuelga de los árboles como racimos de uvas. También se le conoce con el nombre de toronja. Su pulpa suele ser un tanto agria cuando no están totalmente maduros, algunas veces más bien amarga, pero ofrece la excelente ventaja de ser sumamente refrescante. Se considera que este sabor amargo lo aporta la sustancia conocida como naringina.

pomelos

Importante: Consumir los pomelos en su óptimo punto de maduración

Cuando un pomelo está en su punto perfecto, te puedo asegurar que es dulce, evidentemente no tan dulce como una naranja navelina, pero es dulce. Los pomelos que se compran en los supermercados, como toda la fruta y la verdura, no tienen nada que ver con la que se cosecha a la vieja usanza, con cariño y dedicación.

Comprar pomelos

El pomelo reduce el colesterol en la sangre

Esta fruta, a la que se le puede extraer el zumo, tiene un alto valor nutricional debido a que  ayuda en la limpieza del organismo,  eliminando toxinas.  Al beber el zumo, consume también la  parte de la membrana que separa  los segmentos de la fruta y un poco de la médula blanca. La principal razón es porque ambas contienen pectina, una fibra soluble que contribuye a reducir el colesterol en la sangre.

El zumo de pomelo es una excelente fuente de vitamina C

Lo importante es su proceso de extracción, donde únicamente se pierde una pequeña cantidad de esta vitamina. Por tanto, cuando se habla de un zumo recién exprimido –que podría combinar naranja y pomelo–, puede llamarse natural y puro, pues no ha sido procesado.

A mi personalmente, me encanta desayunar gran parte del año un buen zumo de pomelo con naranja y una tostada (con diferentes combinaciones que otro día te contaré).

¿Y a tí cómo te gusta tomar el pomelo?

Comprarpomelos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation