Ya os habíamos contado la historia de la mermelada de naranja amarga y, un poco más en profundidad aquí. Lo que nunca te habíamos contado es que delicioso manjar tan propio sevillano es uno de los desayunos preferidos de algunas reinas británicas.

Una de las teorías de cómo se inventó la mermelada de naranja amarga se traslada a Escocia allá por el sigo XVI y se atribuye su invención al médico de la reina María Estuadro, a quien le era administrada una mezcla de naranja y azúcar cocida como remedio a sus recurrentes mareos. Pero curiosamente esta teoría se parece mucho a la versión en la que se atribuye al médico francés de la reina María Tudor, cuando padeciendo de falta de apetito, ella ya de por sí muy débil, le recetó mermelada, naciendo el Mary-malade, que con el tiempo se transformó en «marmelade».

La mermelada de naranja amarga es el producto más típico derivado de esta fruta

Mermelada de naranja amarga

No sabemos cual de las dos teorías será más cierta pero lo que sí que es cierto es que a los británicos les encanta la confitura de naranja amarga acompañada de una humeante taza de té…of course! No hay desayuno más tradicional. Por mucho que nos vendan que los huevos fritos con salchichas, beicon, judías en salsa de tomate, champiñones, pan frito, etc. conforman la tradicional comida matutina, la realidad es bastante distinta.

En este post os contamos cómo llego este producto tan sevillano a las Islas Británicas y la realidad es que empezó a popularizarse su uso entre la gente sin recursos a consecuencia de una fuerte crisis económicas. Pero su calidad hizo que pasados los años llegara también a ser un manjar habitual en las mesas más elitistas.

duquesa de alba y reina Isabel

La Duquesa de Alba y reina Isabel II

Así viene sucediendo desde hace más de un siglo y medio hasta el punto de que la mejor embajadora de este producto en la actualidad es la Reina de Inglaterra, Isabel II, de quien se asegura que suele desayunar con este tipo de mermelada. Incluso en los mentideros sevillanos se aseguraba que para tan ilustre cliente se destinaban las naranjas amargas de otra noble ilustre, la duquesa de Alba, y que, a la mesa real, llegaban directamente los frutos recogidos en el sevillano Palacio de Dueñas. Aunque esto puede ser realmente una leyenda porque ya sabemos que la Casa de Alba tiene los suficientes latifundios como para producir sus naranjas amargas a campo abierto.

Comprarpomelos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation