Receta con pomelo para cuidarse después de la Navidad

Para muchos el fin de la Navidad, es momento para perder esos kilitos de más y retomar o comenzar de una vez por todas con una alimentación sana y variada. Después de las fiestas navideñas empezamos a ser conscientes de los excesos cometidos, proteínas, grasas, dulces, alcohol, todo en cantidades mucho mayores a las que acostumbramos el resto del año.

Receta con pomelo, infusión para eliminar toxinas

Si estás leyendo esto, no te sientas culpable, a todos nos pasa lo mismo cada año. Si  a ti también te ha pasado un año más es buena señal, lo has pasado bien y has compartido buenos momentos con tus amigos y familia. Ahora toca volver a la rutina y que mejor forma que comenzando a sentirte bien con lo que comes y bebes.

Comer sano es posible con la receta con pomelo

La clave de una buena alimentación es comer variado, comer de todo en cantidades razonables es la mejor forma de tener una alimentación correcta. Comer vegetales y frutas frescas es sin dudas imprescindible. Además si por ejemplo cocinas al vapor o al horno estarás ganando terreno a una dieta sana. Los primeros días tras las fiestas navideñas son cruciales para eliminar de tu cuerpo todo lo sobrante y evitar ganar más kilos de la cuenta. No se trata de pasar una semana de ayuno, eso no es recomendable para tu salud, pero sí de tomar alimentos que te ayuden a depurar tu organismo. El pomelo es uno de esos alimentos y hoy te vamos a enseñar cómo conseguir tu objetivo con una receta con pomelo.

La infusión de pomelo es una buen complemento a tu dieta diaria, esta no sirve como método adelgazante sí misma, pero si como ayuda para eliminar de tu cuerpo desechos y líquidos. Esto es gracias a su acción diurética y laxante, por esto  mismo no debes abusar . Esta infusión te ayudará a disminuir tu apetito y la misma vez te facilitará las digestiones.

Receta con pomelo para eliminar toxinas

La preparación es fácil y sólo te llevará un par de minutos. Se recomienda tomarlo 30 minutos antes de cada comida durante un par de días, después reduce el consumo.

Preparación:

 Es muy simple, coge un pomelo blanco, quítale la cáscara (esto es opcional) y trocéalo en cuatro trozos. Si prefieres puedes poner los gajos uno a uno, nosotros preferimos trocear.

 Pon agua a hervir y añade los trozos de pomelo, hiérvelos durante un minuto.

 Déjalo reposar y machaca el pomelo para que suelte todo el jugo.

 Sírvelo y añade azúcar o endulzante al gusto. Recuerda que el azúcar no se recomienda para ninguna dieta de adelgazamiento. Si quieres tambíen puedes colarlo.

Además si quieres puedes añadir otras hierbas aromáticas como la salvia.

copy-Logo.png

Si te ha gustado esta receta con pomelo, compártela y si tienes algunas duda o quieres saber algo de nuestros productos no dudes en ponerte en contacto con nosotros;

Comprarpomelos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation