Ya ha empezado el invierno, y con él, la época de naranjas. Con los resfriados y los malestares generales que provocan las enfermedades típicas del invierno, el tomar algo de Vitamina C, especialmente de las naranjas, siempre puede venir bien. Por ello os vamos a enseñar a realizar una sabrosa mermelada de naranja amarga.

Naranjas amargas

¿Y por qué es mejor la naranja amarga que la naranja normal? La naranja amarga, aparte de las propiedades naturales que tiene la naranja normal, también tiene una serie de compuestos químicos naturales que ayudan al organismo a aumentar sus defensas contra el frío, las enfermedades e invierno en general, y que le dan ese sabor amargo tan característico.

Una mermelada de naranja amarga puede ser la receta que necesitas si quieres que los más pequeños de la casa accedan a comerla, ya que dará la impresión de que será una mermelada de naranja casera convencional, y, gracias a que ambas son mermeladas, también estará dulce para los más pequeños (y para los más grandes).

Así que con esas ventajas, aquí te dejamos con una receta con naranjas: mermelada de naranja amarga para que la hagas de una manera fácil y rápida.

Ingredientes:

Naranjas amargas

Te dejo los ingredientes en proporción para hacer un bote de esta mermelada de naranja amarga. Si quieres hacer más, simplemente mantén la proporción y hazlo todo del mismo modo:

3 Naranjas amargas grandes o 4 naranjas amargas pequeñas

Un zumo hecho con un limón

✓ 750 gramos de azúcar

 

Preparación:

1. Lavamos y pelamos las naranjas amargas.

Recetas con naranja: mermelada de naranja amarga

2. Cortamos la piel en tiras, lo más finas posibles y le quitamos las semillas o las pipas si las tuviese. a la pulpa y mezclamos las tiras de la piel y la pulpa.

3. Ponemos a hervir la pulpa y la piel en una cacerola, fuego lento, durante 30 minutos, con el objetivo de que se vaya haciendo la mermelada. Tenemos que removerlo poco a poco para que no se pegue

4. Una vez hervido, le añadimos el azúcar y el zumo de limón y lo dejamos a fuego lento durante un poco más, unos 5 o 10 minutos.

5. Una vez completados estos pasos, rellenamos los botes de mermelada (esterilizados anteriormente) y  los mantenemos al baño maría durante 40 minutos más. También puedes rellenarlo directamente, cerrar el bote, y ponerlo al revés. Así te ahorras el baño maría con el vapor que mantiene ese calor dentro del tarro.

6. Igual que con las otras recetas, con esta mermelada de naranja amarga también tendremos que aguardar un día entero para que podamos comerla. Lo recomendable es guardarla en algún lugar oscuro y fresco, pero cualquier lado vale. Si la guardas durante mucho tiempo y está al vacío es fácil que haya aguantado, pero si la tapa se ha abombado hacia afuera, es que está mala.Mermelada de naranja amarga

Con estos sencillos pasos podremos disfrutar de esta sabrosa mermelada de naranja amarga en casa y sin ningún tipo de problema a la hora de que nuestros hijos la coman (o también para darnos un capricho, qué diantre).

copy-Logo.png

Receta basada en Las recetas de Carmen.

 

Comprarpomelos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation