¡Hola a todos! Bienvenidos a un nuevo post de nuestro blog. En post anteriores os hemos comentados los beneficios del pomelo, las propiedades que tiene o recetas como el bizcocho de pomelo y chocolate. En el post de hoy, ya que estamos prácticamente en verano, queremos traeros una nueva receta: Helado de pomelo casero.

¿Por qué elegir helado de pomelo casero?

En primer lugar hacer un helado de pomelo casero es fabuloso dado que obtendremos un sabor muy diferente a la variedad de sabores de helados que estamos acostumbrados. Además el pomelo es un cítrico jugoso, refrescante y con una piel fina y lisa.

pomelos

Además de porque en verano lo que nos apetece es algo con sabor refrescante, aconsejamos elegir este cítrico para hacer helado, porque el consumo del pomelo reduce el colesterol y contiene vitamina C, entre otros beneficios. Por ello, el mejor postre que puedes tomar en verano en helado de pomelo casero, refrescante, rico y sano.

¿Cómo preparar helado de pomelo y naranja?

Para los días que vienen ahora de mucho calor, es ideal este helado de pomelo y naranja por su sabor refrescante, y sobre todo porque es muy fácil de elaborar, ¿y qué hay más sano que un postre casero y fresquito? Este helado requiere los siguientes ingredientes:

Medio litro de zumo de naranja

6 gajos de pomelo

200 gr. De azúcar

1 clara de huevo

¿Cómo se prepara este helado de pomelo y naranja?

En primer lugar, hemos de preparar una especie de almíbar suave, para ello, cogemos un cazo y a fuego lento le echamos azúcar y un vaso de agua, y lo dejamos que alcance una temperatura templada y lo apartamos. Por otro lado, vamos cortando los gajos del pomelo, deben de ser de tamaño considerable, no muy pequeños y lo mezclamos con el zumo de naranja.

Una vez que almíbar se haya enfriado, lo agregamos a la mezcla realizada y se vierte todo junto en un molde para helados. Lo metemos en el congelador al menos durante 12 horas, para que cuaje el helado. Es imprescindible, removerlo cada cierto tiempo para que cuaje pero no llegue a cristalizarse.

Cuando la mezcla lleve 3 horas en el congelador, batimos la clara de un huevo a punto de nieve y se lo añadimos al helado que estaba en el congelador, mezclándolo muy bien. Por último, dejamos que termine de cuajar en el congelador.  

helado de pomelo casero

A la hora de servir hay que sacarlo mínimo 10 minutos antes de que se vaya a comer para que la mezcla no este demasiado dura. ¡Listo para comer!

Desde ComprarPomelos esperamos que os haya gustado este post, y que os atreváis a probar el helado de pomelo casero. Recordaros que podéis poneros en contacto con nosotros para cualquier cosa.

Y si estaís pensando en las calorías de nuestro helado de pomelo, no dudeís en meterse en nuestro blog y mirar la variedad de recetas depurativas de este pomelo blanco como sus infusiones. ¡Os esperamos!

Comprarpomelos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation