Mucha veces, con las prisas y el estrés nos olvidamos de comer sano y bien. Normalmente, cocinar en casa nos consume bastante tiempo, que podríamos dedicar a otra cosa, pero siempre hay recetas sencillas que pueden hacerse casi solas mientras tu terminas de hacer tus tareas. En este post te explicamos como cocinar nuevas recetas con pomelos, esta semana te explicamos como hacer un  Guiso de pollo con zumo de pomelo. Una receta no muy complicada con la que vas a poder disfrutar del sabor de los pomelos blancos de una manera diferente.
Receta con pomelos blancos
Los guisos de pollo siempre son una buena elección si quieres cocinar algo rápido y con sabor. Y si le añades el zumo de pomelos blancos vas a disfrutar de una nueva sensación en tu paladar. Aquí te enseñamos la receta:
 Ingredientes:

1 pollo

 3 zanahorias

 8 chalotas

 1 Cebolla

 1 Caldo  de pollo (puede ser casero)

✓ 1 Vaso de vino blanco

 Peladura de un limón

 Zumo con 3 pomelos blancos

 Tomillo, sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra

 Preparación:

1. En primer lugar, tenemos que trocear el pollo en lonchas o en trozos pequeños, aunque también podemos comprarlo partido. Y le limpiamos toda la grasa que pueda tener.

2. Picamos la cebolla y la cocemos en una olla con un poco de aceite de oliva. Cuando la cebolla este un poco doradita añadimos las piezas de pollo cortado en trozos a la olla.
3. Le añadimos también las peladuras de limón que hayamos cortado y un poco de sal.
4. Mientras se cocina todo esto, pelamos las zanahorias y las vamos cortando en trozos. Cuando acabemos las añadimos al guiso.
Receta de como hacer un guiso de pollo con zumo de pomelos blancos
5. Después limpiamos las chalotas y las añadimos al guiso.
6. Empezamos a exprimir los pomelos blancos para convertirlos en zumo.
7. Cuando el pollo vaya cogiendo algo de color, tenemos que añadirle media cucharada de harina, removiéndola lo mejor que puedas para que se distribuya por todas las piezas de pollo.
8. Cuando empecemos a ver el pollo tostadito, le añadimos el vino, el caldo de pollo y el zumo de pomelo. También podemos añadir un poco de tomillo para darle un mejor sabor.
9. Con todo esto realizado, tapamos la olla para que se cueza el pollo. Hay que esperar que se vaya reduciendo la salsa y, cuando veamos que el pollo está tierno, ya estará listo para comerlo. Este paso puede tardar entre unos 30-40 minutos.
Así quedaría un guiso de pollo con salsa de zumo de pomelos blancos
 Si pruebas esta receta en casa y quieres mostrarnos como la has hecho no dudes en contactar con nosotros. También puedes compartir esta receta para que tu familia y tus amigos la vean y te la hagan como regalo :).
Logo

 

Comprarpomelos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation